Una ayuda en dolencias leves y frecuentes

Cada ser humano tiene sus puntos débiles particulares. Por poner un ejemplo,  podría ser que nuestro punto débil sea el tracto intestinal, el de nuestra pareja el aparato motor y en nuestro hijo el sistema inmunológico.

Hoy nos vamos a centrar en las dolencias de garganta, nariz y oídos frecuente, que tan molestas resultan para quienes las padecen. Éstas suelen tratarse de infecciones que avanzan sigilosamente o se presentan de forma recurrente con intensidad aguda.

Las sales que nos ayudarán son:

Sal nº3. Ferrum phosphoricum. Actúa de manera general sobre infecciones e inflamaciones que aparecen una y otra vez y fortalece el sistema inmune.

Sal nº4. Kalium chloratum. Es el remedio de las membranas mucosas y las inflamaciones en segunda fase.

Sal nº11. Silicea. Estimula las defensas y ayuda con las infecciones crónicas de oído. 

Sal nº12. Calicum sulfuricum. Sólo se tomará cuando haya cronicidad y supuración de pus. 

¿Cómo lo hago?

Si somos propensos a sufrir estas patologías, se recomienda empezar el tratamiento al inicio de la estación fría. 1 comprimido de cada sal, 3 veces al día durante 3 semanas.

dolor-de-oídos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s